El eunuco

El eunuco Finalista del premio a Mejor espectáculo musical o lírico de la XVIII edición 2015

por Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, Mixtolobo, Labaska 64 y Ciclán

Imagínate en Atenas. Un joven fogoso con las hormonas

alborotadas. Se enamora de una esclava. La esclava, lo es de una

cortesana. La cortesana tiene un amante. El amante es el hermano mayor

del joven fogoso, que quiere hacerle un regalo. A la cortesana. Por eso, le compra un eunuco.

Pero aún no se lo ha dado. El joven se entera. De lo del regalo, de lo del eunuco. Y, como

acceder a la casa de la cortesana para poder enamorar a la esclava, tarea fácil no es, decide

suplantarlo, reemplazarlo. Al eunuco.

¿Te lo imaginas? Imagínatelo.

Y, a todo eso, ahora añádele un criado que no quiere, y una criada que no se entera, y un

soldadete enamorado de un generalete, y un generalete que no sabe, que duda, que si carne

que si pescado, y un cilindro, –bueno, no, un cilindro no. Un hombre, pobre, que así se llama,

Cilindro–, y pasillos, súmale muchos pasillos.

¿Lo tienes?... ¡Bien!... Pues, si llegados a este punto, aún no tienes la cabeza hecha un lío, ahí

va el acertijo: Todo esto, junto... ¿qué es?...

Va, te damos una pista... Drama, no es

 

------>DOSSIER



<