Finalista del premio a Mejor intérprete femenina de danza de la IX edición 2006

por Piel

Tras un periodo de investigación dramatúrgica, la coreógrafa, bailarina y pedagoga madrileña crea e interpreta un espectáculo en el que el cuerpo se constituye como escondite o ventana de deseos y pulsiones. Junto con los bailarines de su compañía, Provisional Danza, presenta una visión entre poética y descarnada de las relaciones humanas.